¿PUEDO DEDUCIRME EN EL IRPF LOS GASTOS DEL VEHÍCULO SIENDO AUTÓNOMO?

Salvo algunas excepciones, para deducir en el IRPF los gastos relacionados con la adquisición y el uso del vehículo (amortización, reparaciones, carburante, Impuesto de Matriculación, seguros, aparcamientos, etc.), es preciso que el mismo se utilice de forma exclusiva en la actividad empresarial o profesional (no siendo suficiente que el uso particular sea accesorio o irrelevante).

DESCARGAR CIRCULAR
No comments yet.

Deja un comentario